28 octubre 2005

¡Una semana de vacaciones en la capital!

Pues sí, esta pequeña bitácora que sirve de ventana para compartir mi afición por el 9º Arte con todo aquel que cometa la imprudencia de pasarse por aquí, no se actualizará durante la próxima semana. El motivo: aprovechando el puente, me voy con mi novia de vacaciones a Madrid. :)
Durante 7 días me dedicaré, en la mejor de las compañías, a visitar a unos cuantos amigos, recorrer museos, tiendas de cómics (¡cómo no!) y pasear por las calles de una ciudad que tengo un poco olvidada (hace muchos años que no me paso por la capital), esperando de esta forma desconectar un poco de las oposiciones, que falta me hace.
De esta forma, me mantendré alejado de la blogosfera hasta, por lo menos, el domingo 6 de noviembre. Pero para aquellos que queráis continuar visitando Aquí Huele a Azufre..., os dejo con enlaces a todos los artículos que he publicado hasta la fecha en Zona Negativa.
- NEW X-MEN, de Grant Morrison (2/7/2005).
Y por supuesto, este sábado y el próximo, tendréis vuestra ración semanal de artículos en Zona Negativa. Mañana: RUNAWAYS: ORGULLO Y ALEGRÍA, de Vaughan y Alphona (tomando como base una reseña ya publicada en este blog), y el próximo sábado: ULTIMATE X-MEN: Actualizando a los Hijos del Átomo, pequeño balance de los 30 números de la colección publicados hasta la fecha en España.
Pues lo dicho: pasadlo bien durante esta semana, y para cualquier consulta o sugerencia, tenéis mi mail en mi perfil de usuario blogger.
Un saludo y hasta la semana que viene! (eso espero)
P.D.: ya tengo en mis manos la primera entrega del coleccionable de la mítica etapa de Marv Wolfman y George Pérez en Los Nuevos Titanes. ¡Me siento como un niño con zapatos nuevos! La edición no es muy de mi agrado (merecería publicarse en formato tomo), pero es una gozada poder volver a disfrutar de estos cómics.
Por cierto, se me olvidó comentarlo antes, pero a la vuelta de mi semana de vacaciones, espero colgar por aquí unas cuantas reseñas de mis últimas adquisiciones comiqueras: Superpatriot: Fuerza de Combate, de Kirkman y Walker; Jack Staff, de Paul Grist (los 2 números a color); Flash: Fuego Cruzado, de Johns y Kollins; y el 2º tomo recopilatorio del Asombroso Spiderman de Straczynski y Romita Jr. Lo dicho: ¡Nos vemos en una semana! (eso espero)

27 octubre 2005

Daredevil: Yellow, de Jeph Loeb y Tim Sale

Edición U.S.A.: Marvel Knights: Daredevil: Yellow Núms. 1 a 6. (agosto / diciembre de 2001 y enero de 2002) ; Marvel Comics. Edición España: enero de 2002; Planeta DeAgostini Cómics. Guión: Jeph Loeb. Dibujo y entintado: Tim Sale. Color: Matt Hollingsworth. Formato: tomo recopilatorio de 152 págs. Precio: 15 €.
Consolidados desde hace años como uno de los mejores equipos creativos del comic norteamericano, Jeph Loeb y Tim Sale han ofrecido a los lectores obras tan destacadas como Superman: Las 4 estaciones, Batman: el largo Halloween, Batman: Dark Victory, o la "trilogía cromática" realizada para Marvel Comics: Daredevil: Yellow, Spiderman: Blue, y Hulk: Grey.
Precisamente a esta curiosa trilogía pertenece el cómic que hoy nos ocupa: Daredevil: Yellow. En agosto de 2001 vió la luz el primer número de la edición americana de este cómic, encuadrado dentro de la línea Marvel Knights.
SINOPSIS: "Un hombre no se mide por el modo en que cae a la lona, sino por cómo se levanta."Son las palabras por las que vivió y murió el padre del abogado ciego Matthew Murdock. El asesinato del boxeador Batallador Jack Murdock desencadenó una serie de hechos que constituyeron el detonante de la aparición de un nuevo superhéroe en la Cocina del Infierno de New York... el acróbata ciego Daredevil".
Como fácilmente se puede deducir leyendo la sinopsis (extraída de la contraportada del tomo recopilatorio en su edición española), Daredevil: Yellow revisita momentos muy significativos en la vida del Hombre sin Miedo: sus años de universitario, el asesinato de su padre, la decisión de convertirse en justiciero, la apertura del bufete Nelson & Murdock, el inicio de su romance con Karen Page, etc... La historia, narrada en primera persona por el propio Matt Murdock en forma de carta dirigida a Karen Page, está cargada de momentos emotivos, simpáticos guiños al lector cómplice y, por encima de todo, un profundo respeto y cariño hacia un personaje de marcado carácter trágico con más de 40 años de vivencias a sus espaldas.
Loeb y Sale dan lo mejor de si mismos para ofrecernos una preciosa crónica de cómo un joven abogado ciego llamado a convertirse en héroe, busca su lugar en el mundo guiado por la necesidad de honrar a su progenitor. Y de cómo durante esa búsqueda encontrará el apoyo de su inseparable amigo Foggy Nelson, y el inicio de una especial relación con su encantadora secretaria.
En el apartado gráfico, Tim Sale realiza un trabajo sencillamente perfecto. Una vez más, el dibujante de Seattle despliega su detallado y preciosista estilo, impregnado del toque clásico que lo hace inconfundible. Por si ello fuera poco, los lápices de Sale se ven aderezados con una maestría digna de elogio y merecedora de un entusiasta reconocimiento por el colorista Matt Hollingsworth, bajo la premisa cromática de salpicar de amarillo las páginas de este genial relato.
Uno de mis cómics favoritos, digno de ser lucido en las estanterias de todo buen aficionado que se precie, presentado en una inmejorable edición de la mano de Planeta DeAgostini Cómics. Por el bien de aquellos que no hayan tenido la oportunidad de leerlo, espero que Panini Cómics no tarde en reeditar este clásico moderno.
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

25 octubre 2005

Cuatro: ficción televisiva de calidad

Difícil empresa le espera al nuevo canal analógico de Sogecable. Buscar su propia cuota de share (infame monstruo en cuyo nombre se cometen atroces crímenes contra programas de calidad) en un mercado tan despiadado y voraz como el que impera en España, se antoja como una ardua misión en la que, a buen seguro, sufrirán más de una baja prematura en su parrilla televisiva.
Pero qué queréis que os diga... en lo que a los productos de ficción que van a ofrecer en su programación, no le puedo poner ninguna pega, aunque no se puede negar que la apuesta es arriesgada. Con una extraña mezcla de recientes éxitos televisivos, y míticas (¡mitiquísimas!) series que deleitaron a los que aún siendo jóvenes, ya rondamos el cuarto de siglo (¡sigh!), el próximo 7 de noviembre cuatro inicia su aventura.
Espero, como muchos frikis que ahora mismo se están frotando las manos ante este alentador panorama, que la iniciativa triunfe y una vez que el canal se asiente (si es que lo hace), mantenga esta política de programación. Hasta que lo comprobemos, os dejo con lo que sería mi selección personal de la programación de cuatro:
- Juzgado de Guardia: una de las muchas series ochenteras que recuerdo con cariño. Me muero de ganas de revivir las andanzas del Juez Harry, el abogado Dan, Bull y compañía. Sencillamente imprescindible.
- El Gran Héroe Americano: nunca pensé que volvería a ver esta serie. Lo cierto es que me pilló muy joven, pero recuerdo que me encantaba. Tengo curiosidad por saber qué tal ha envejecido.
- Twin Peaks: muchos lo considerarán un sacrilegio, pero nunca ví ni un sólo episodio de la serie de culto de David Lynch. ¡Ahora me llega la oportunidad!
- Parker Lewis: ¡jejejejejejeje! :)
- Comando G: casi ni la recuerdo. También me pica la curiosidad.
- La Pantera Rosa: un clásico.
- El Mundo de Beakman: friki como pocos, a ver cómo afectan los experimentos del bueno de Beakman a la nueva generación de espectadores.
- Buffy, Cazavampiros: ¡qué decir! ¡tremendo Whedon! serie de culto.
- Alias: yo me pregunto...¿alguien ha seguido las andanzas de Sidney Bristow en Tele 5? Una de las series de más éxito de los últimos años, por fin en un horario decente.
- Las Vegas: los pocos episodios que pude ver de esta serie protagonizada por James Caan tenían buena pinta.
- Medium: me pica la curisidad. Habrá que darle una oportunidad a la serie de temática sobrenatural protagonizada por Patricia Arquette.
- Ghost in the Shell: no soy un fanático del anime, pero Masamune Shirow me encanta. Merece una oportunidad.
- Anatomía de Grey: ficción médica avalada por el éxito cosechado al otro lado del Atlántico. A ver qué tal...
- Crossing Jordan: poca información tengo acerca de esta exitosa serie centrada en la práctica forense.
Y nada más... de momento. Sólo comentar que gran parte de la inforación la obtuve del lik que V ha dejado en su siempre recomendable blog Dial V for Vendetta.
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

24 octubre 2005

Recomendación: El Juego de Ender

En 1977, Orson Scott Card escribió en la revista Analog Magazine un relato de cienca-ficción protagonizado por un joven genio militar, llamado a salvar a la humanidad de una invasión extraterrestre. Apenas 8 años más tarde, ese relato se convirtió en El juego de Ender, estupendo libro considerado unánimemente como una de las obras maestras del género, que a su vez sirvió de precursor a la denominada Saga de Ender.
SINOPSIS: "La Tierra se ve amenazada por la especie extraterrestre de los Insectores, seres que se comunican telepáticamente y que se consideran totalmente distintos de los humanos, a los que quieren destruir. Para vencerles, la humanidad necesita de un genio militar y por ello se permite el nacimiento de Ender, que es el tercer hijo de una pareja en un mundo que ha limitado estrictamente a dos el número de descendientes".
Partiendo de esta premisa, Card invita al lector a asistir al descubrimiento, entrenamiento, y eclosión de un pequeño genio, llamado a convertirse en algo que no busca ser: un héroe.
Ambientada en el año 2077, la novela describe el duro proceso de entrenamiento de Andrew Wiggin, alias Ender, en la Escuela de Batalla de la Flota Internacional, influyente organismo militar encargado de organizar la resistencia humana a una posible invasión de los Insectores. Allí, no tardará en destacar entre sus compañeros, convenciendo a sus instructores de que él puede ser liderar a un ejército de niños que bien podrían ser la última esperanza de la humanidad.
Si bien este genial libro encaja perfectamente dentro de los parámetros de la ciencia-ficción, quizás su mayor riqueza radique en la habilidad y talento de Card para describir de forma brillante los sentimientos del protagonista, que van desde la ira, hasta la añoranza, pasando por el temor y la rivalidad, logrando de esta forma involucrar al lector desde la primera página. Especialmete brillante es la plasmación de la relación entre Ender y sus antagónicos hermanos: Valentine y Peter, protagonistas de una interesante trama paralela, vital para el desarrollo de la saga.
Card daría continuación a esta obra con La voz de los muertos, Ender el Xenocida e Hijos de la Mente, atípicas novelas de contenido casi filosófico o metafísico, muy alejadas del espíritu inicial, narrando una historia unitaria, continuada de un libro a otro.
Con posterioridad, el escritor estadounidense comenzaría una nueva saga, más cercana al tono juvenil de la historia original, que narraría los mismos hechos, pero esta vez desde la perspectiva de otro de sus personajes: Bean. Esta nueva saga estaría formada por los siguientes títulos: La Sombra de Ender (cuya lectura estoy disfrutando actualmente), La Sombra del Hegemón, Marionetas de la Sombra y La Sombra del Gigante que se publicará en España el próximo mes de noviembre.
Por cierto, el director Wolfgang Petersen planea desde hace años dirigir una película basada en las aventuras de Ender, a partir de un guión firmado de un Orson Scott Card que recientemente ha dado sus primeros pasos en el mundo del cómic como guionista de la miniserie Ultimate Iron Man, ilustrada por Andy Kubert.
En definitiva, un libro sorprendente, adictivo e imprescindible, que no defraudará a quienes le de una oporunidad.
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

21 octubre 2005

Lo que vendrá

Tranquilos que no me he pasado al campo de la futurología. Nada más lejos de la realidad. Sólo escribo este post para comentar lo que podréis encontrar a lo largo de los próximos días en este blog (y en ZN).
Para comenzar, mañana sábado colgaré un artículo en Zona Negativa sobre Entre los Muertos, de Mark Millar y Terry Dodson, primer arco argumental de la colección MK: Spiderman.
Si consigo tener unos minutejos libres, el domingo o el lunes veréis por aquí un pequeño comentario sobre el libro El Juego de Ender, de Orson Scott Card.
Y por último (de los posts que tengo pensados hasta el momento), una reseña de Daredevil: Yellow, de Jeph Loeb y Tim Sale.
Nada más por hoy!sólo aprovechar la ocasión para felicitar al bueno de Bonache por batir todos los récords de Tebelogs (y del contador Nedstat en su categoría de Libros e Historietas), con la impresionante cifra de ¡¡41.088 visitas!!. ¡¡Bien merecidas están!! (y si de paso, y gracias al enlace que luce en su web, ayuda a que este blog bata su récord personal de visitas, ¡mejor que mejor!).
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

19 octubre 2005

12 Previews U.S.A.

Día gris y lluvioso el de hoy. Al menos en Santiago de Compostela.
Y como el tiempo, las ganas de postear tampoco acompañan. Pero haciendo un colosal esfuerzo, me dignaré a dejar por este blog unas cuantas previews USA, para los más curiosos y/o impacientes. Un avance de lo que está a punto de publicarse al otro lado del Atlántico, de la mano de editoriales como Marvel, DC, o Image, cortesía de la web Buzzscope. Sin más, os dejo con unos cuantos links a estas 12 previews: - New Excalibur #1, de Claremont y Ryan. - Incredible Hulk #88, de Way y Cha. - Ghost Rider #3 (de 6), de Ennis y Crain. - Amazing Spider-Man #525, de David y Deodato Jr. - Captain America #11, de Brubaker y Epting. - Defenders #4 (de 5), de Giffen, DeMatteis y Maguire. - Sentry #2, de Jenkins y Romita Jr. - Wolverine #35, de Way, Saltares y Texeira. - Jack Cross #3, de Ellis y Erskine. - Solo #7, de Mike Allred. - Girls #6, The Luna Brothers. - Stardust Kid #3 (de 4), de DeMatteis y Ploog.
Nada más por hoy... Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

18 octubre 2005

STEAMBOY, de Katsuhiro Ôtomo

Dirección: Katsuhiro Ôtomo. Guión:Sadayuki Murai y Katsuhiro Ôtomo. Fotografía: Takeshi Seyama. Música: Steve Jablonsky. Productora: Screen Gems & Steamboy Commitee. Titulo V.O.:Steamboy. Género: animación. Nacionalidad: Japonesa. Duración: 126 min. Año de Producción: 2004.
Hay experiencias que marcan la vida de una persona. En mi caso, y desde la perspectiva de un aficionado al mundo del cine, el visionado de Akira fue una de ellas.
El concepto de cinta de animación que tiene un chaval de 12 años es, por regla general, bastante limitado, y asistir como espectador a la proyección de esa obra maestra cambió por completo mi percepción sobre un género que, más allá de clichés, tópicos y prejuicios reiterados a lo largo de los años, ofrece posibilidades sólo limitadas por el talento y la imaginación de los autores.
Partiendo de esta base, y siempre según mi opinión, todo proyecto de animación encabezado por Ôtomo se merece, como mínimo, la oportunidad de ser visionada, más allá de que su resultado final sea más o menos satisfactorio. Dicho lo cual, entremos propiamente en lo que viene a ser la reseña de la película:
SINOPSIS: "Ambientada en la Inglaterra victoriana, esta historia épica de aventuras trata sobre un joven inventor llamado Ray. Un día, éste recibe una misteriosa bola metálica de su abuelo Lloyd, un gran científico. A partir de ese momento Ray entra en un mundo de increíble intriga y aventura. La bola metálica resulta ser una llave secreta a una fuerza de incomparable poder. Pero existen poderosas instituciones que desean apoderarse de la llave y la lucha por hacerse con ella será por tierra, mar y aire. Ray se embarca en la más excitante aventura de su vida".
Pese a no alcanzar las cotas de calidad de la genial Akira, Steamboy es un claro ejemplo de hasta que punto la aplicación coherente de las más modernas técnicas de animación pueden justificar, independientemente de la mayor o menor entidad del guión, pagar lo que vale la entrada del cine. A lo largo de sus 126 minutos de duración, Ôtomo narra una curiosa historia centrada en los peligros del progreso y de la tecnología cuando son utilizados para fines inapropiados. Desde la óptica de Ray, joven curioso e inquieto, heredero de un talento especial para la mecánica, visitamos un Londres del S.XIX, remodelado en base a la estética Steampunk (subgénero de ficción especulativa situado en emplazamientos históricos alternativos. Más información, aquí).
La atractiva premisa inicial carece de las implicaciones y de la profundidad de otras obras del genial director nipón, posiblemente debido a la conveniencia de adaptar el estilo de Ôtomo a un sector más amplio del público potencial. Pero ello no obsta para que tanto el espectador aficionado al anime, como los novatos en estas lides, disfruten por igual de un apabullante despliegue visual e imaginario, al alcance de pocos autores.
Espectacular, divertida, sorprendente, algo ingenua y predecible por momentos, pero siempre recomendable, Steamboy supone un paso más allá dentro del siempre reivindicable, y tan a menudo denostado género animado. Una joya que por méritos propios merece entrar en el panteón de las obras de la animación. ¡No os la perdáis!
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

17 octubre 2005

¡¡Bonache ficha por Aquí Huele a Azufre...!!

Esto... como os podéis imaginar, no tengo el privilegio de poder contar con la colaboración en este humilde blog de ese malandrín de las viñetas que responde al nombre de Bonache. En un alarde de falta de originalidad y mala fe, continúo la senda iniciada por Álvaro Pons, Jotace y Neikos, y recojo el testigo de Laintxo, quien a traición me ha involucrado en Las Crisis de los Blogs Infinitos (ésto no se le hace a un lector habitual, Laintxo. Me las pagarás ;).
Y puestos a elegir a una víctima propiciatoria, ¿quién mejor que Bonache para continuar propagando esta enfermedad de transmisión vía posts? (por supuesto, espero una réplica benigna por tu parte, pese a los perjuicios derivados de ver tu nombre asociado al de mi blog!jejeje!).
En otro orden de cosas, mañana o pasado colgaré por aquí una crítica/reseña/comentario sobre la película Steamboy, de Katsuhiro Ôtomo. Nada más por hoy!
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

14 octubre 2005

Cambiando la política de posteos

Como habréis comprobado los habituales de este blog, últimamente no me prodigo demasiado con los posts. La razón, la más obvia: falta de tiempo. Últimamente ando muy liado con las oposiciones, intentando incrementar el ritmo de estudio debido a la presimible, aunque relativa, cercanía del examen. (imagen extraida de la web superfriki.com).
Esta aperiodicidad involuntaria se verá reflejada en la temática de los posts: primarán las reseñas (mayoritariamente de cómics, pero dando cabida películas, series de televisión, etc...) sobre otro tipo de contenido, aunque de vez en cuando me explayaré, para vuestra desgracia, con paranoias varias. En cuanto a la actualidad comiquera, Aquí Huele a Azufre... nunca se ha caracterizado por ser un blog de noticias, así que sólo comentaré acontecimientos o asuntos que me resulten especialmente curiosos. No se pierde nada, porque para cumplir esa función, podéis disfrutar de blogs tan recomendables como Zona Negativa, Es la Hora de Las Tortas, etc...
Los sábados, y salvo causa de fuerza mayor, continuaré colgando mi artículo/reseña/post semanal en Zona Negativa, estando centrado el de mañana en Jinx, de Brian Michael Bendis.
En fin, no son cambios significativos, pero quería poneros sobre aviso por si en cualquier momento me ausento de forma más o menos prolongada. Nada más por hoy.
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)
P.D.: From Jell, ánimo y suerte, amigo.

12 octubre 2005

Marvel Team-up: Invencible y Spiderman

Siempre que tengo la ocasión, aprovecho para dejar constancia en este blog (y en Zona Negativa), de mi voto a favor de Invencible como la mejor serie regular de género superheróico publicada en la actualidad.
Partiendo de una premisa explorada en infinidad de ocasiones por otros autores, Robert Kirkman, uno de los más interesantes guionistas del cómic mainstream contemporáneo, ha sabido dotar a este personaje de un halo clásico a la par que renovador de un género que parecía agotado y estancado en meras repeticiones de historias ya contadas. Lejos de caer en errores reiterados hasta la saciedad por muchos colegas de profesión, Kirkman rehuye la pretenciosidad en beneficio de un tratamiento digno, ameno, divertido y coherente, relatando con una maestría impropia de su corta edad (tiene tan sólo 25 años) el nacimiento de un héroe: Mark Grayson, alias Invencible.
Del resto se encargan los geniales Cory Walker y Ryan Ottley a los lápices, y el colorista Bill Crabtree, redondeando un estupendo equipo creativo.
Pero vayamos al grano, que a base de divagar acabaré escribiendo una nueva reseña y no es plan. A raiz del éxito de la serie de Image, los mandamás de Marvel propusieron un team-up con un personaje con el que Invencible tiene mucho en común: Spiderman.
Y precisamente por esta razón venía a cuento el post: ya están disponibles en la web Newsarama las 7 primeras páginas del cómic en cuestión: Marvel Team-Up #14, con guiones de Robert Kirkman y lápices de Cory Walker. Os dejo aquí un enlace. ¡Esperemos que se publique pronto por estos lares!
Y para los más curiosos, despistados, o incautos, os dejo este enlace a la reseña que colgué en Zona Negativa (el 17 de septiembre) sobre esta genial serie.
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

11 octubre 2005

Reseña: Marvel Knights Spiderman nº 5

Edición U.S.A.: octubre de 2004; Marvel Comics. Edición España: octubre de 2005; Panini Cómics. Guión: Mark Millar. Dibujos: Frank Cho. Entintado: Frank Cho. Color: Laura Martin. Formato: comic-book mensual de 24 págs. Precio: 1'70 €. Cuando Marvel Cómics anunció que Mark Millar sería el encargado de guionizar la nueva serie del trepamuros, a buen seguro que más de un purista se llevó las manos a la cabeza. Los antecedentes bibliográficos del guionista escocés hacía presagiar una adaptación del personaje al estilo del escritor, pero para sorpresa de propios y extraños, el escocés se ha mostrado más contenido que nunca en su periplo arácnido, rindiendo un preciso e inspirado homenaje al mundo de Peter Parker.
La aparición de casi todos los villanos clásicos, la intriga de la Tia May desaparecida, la relación Peter - Mary Jane, la posible revelación de la identidad secreta de Spiderman, ... Millar toca con maestría todos estos temas, apoyado en el apartado gráfico por unos inspiradísimos Terry Dodson y Frank Cho.
Pero posiblemente, el mejor número publicado hasta la fecha ha sido el del presente mes de octubre. Esta es la sinopsis ofrecida en la página web de Panini Cómic:
"Primera parte de “Venenoso”. ¡Frank Cho recae en la nueva colección del Hombre Araña, listo para mostrar el mejor aspecto de Mary Jane y la Gata Negra! El aclamado autor de Liberty Meadows y futuro guionnista y dibujante de Shanna la Diablesa llega a tiempo para narrar un explosivo encuentro entre el lanzarredes y el Doctor Octopus. Mientras Spidey continúa buscando a su tía May y al secuestrador que la retiene, Otto Octavius irrumpe en la Gran Manzana. Además, el regreso de Veneno".
Lo mejor: la tensión entre Felicia Hardy y Mary Jane, y la conversación entre la pelirroja y Peter, genialmente llevada por Millar. Comentario aparte merece el impresionante trabajo de Frank Cho: sencillamente redondo (absteneros de chistes fáciles). Tan espectacular como narrativamente efectivo.
Una compra muy, pero que muy recomendable. Probablemente, de lo mejor de MArvel publicado en la actualidad.
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

10 octubre 2005

Cambiando de tema (para esquivar el aburrimiento)

Los protagonistas de este post son dos personajes por los que no siento mucha simpatía. Es más, evitando la diplomacia, diré que me caen mal. Tienen en común la arrogancia, la prepotencia y la soberbia de quien se cree superior por triunfar en su profesión, y eso es algo que, sinceramente, me saca de quicio. Hablo de Johan Cruyff y de José Mourinho.
Especialmente repelente parece el entrenador portugués, quien pese a que en los últimos años ha hecho méritos más que suficientes para figurar entre la élite de entrenadores del fútbol europeo, no desaprovecha la más mínima oportunidad para meter cizáña, confundiendo hacer gala de una fuerte personalidad con la falta de educación. Desde luego no es un ejemplo a seguir.
Pero resulta que, para mi sorpresa, coincido con él acerca de un tema concreto. Situémonos (citando textualmente un artículo publicado en el diario El Mundo Deportivo):
El pasado 30 de septiembre Johan Cruyff criticó en la BBC Radio el resultadismo y el pragmatismo de Jose Mourinho. Afirmó que la forma de jugar del Chelsea era una falta de respeto para sus rivales. El técnico portugués le contestó ayer en el diario 'Récord' con un duro artículo que salpica al Barça.
“Imagine el lector este escenario: después de ser campeón de Europa con el Porto, colgué las botas y me dediqué a jugar a golf y criticar a los otros que trabajan, teniendo como 'hobby' ser consultor del Vitoria. Podría ser el comienzo de una bella historia, pero no es ni será mi historia. Es más parecida a la de Johan Cruyff que, tras salir del Barça, consiguió que todos se acuerden que fue campeón europeo y que todos olviden que siempre que fue campeón nacional se debió a las desgracias ajenas en la última jornada (en Tenerife y A Coruña) y que se olviden también de aquella fantástica final contra el Milan del pragmático Capello, que le ganó 4-0. Desde 1996 Cruyff juega a golf y critica; desde 1996 manipula y aprovecha el poder que le dieron por ser un fantástico jugador de fútbol; desde 1996 que rechaza venir a la nueva realidad del fútbol; desde 1996 que el fútbol le espera para que nos enseñe. Quiero que venga a enseñarme. Lo digo humildemente. Quiero que me enseñe a ser mejor entrenador porque no quiero parar de aprender. Pero no puede enseñarme a ser campeón porque ya lo fui tres veces y nunca lo fui porque Djukic falló un penalti en el último minuto del último partido; no puede enseñarme a ganar Copas y Supercopas porque ya las he ganado; no puede enseñarme a ganar la Copa de la UEFA porque también la tengo; no puede enseñarme a ser campeón europeo porque ya lo fui... Y no quiero que me enseñe a perder 4-0 una final de Champions porque eso no lo quiero aprender. Gané una UEFA en una final espectacular con cinco goles, gané la Champions con un 3-0 en la final, gané la Premier con récord de victorias, lidero la Premier con el mayor número de goles marcados. Tuve un 'jefe' que siempre decía: “Los entrenadores que fueron grandes jugadores no tienen que trabajar ni ganar, les basta con aprovechar el poder que les dieron por lo que fueron; los entrenadores que no fueron grandes jugadores tienen que trabajar, ganar y escuchar a los dueños de la verdad” (...). Que venga, que venga. ¡El fútbol le está esperando desde hace diez años! Y, si es posible, que venga al fútbol inglés, donde quizás aprenda que está... en el siglo XXI”
En fin... comparto casi todo lo dicho por el entrenador luso, salvo la alusión a las ligas de Tenerife y A Coruña (la liga dura "x" partidos, y gana el más regular; en ambos casos lo fue el Barça). Me explico:
Como culé que soy desde mi más tierna infancia, puede resultar extraño la escasa simpatía que profeso hacia "el holandés volador". Pero intentaré explicarme: con el Barça de Cruyff disfruté como nunca viendo jugar a un equipo de fútbol. A él le debemos el haber forjado un equipo campeón, ganador de un buen puñado de ligas y, por supuesto, la única Copa de Europa que luce en el museo del club.
Revolucionó el mundo del fútbol primero como jugador, y más tarde como entrenador, buscando y defendiendo el espectáculo como medio para lograr resultados. Ver jugar a Guardiola, Laudrup, Koeman, Stoitchkov, Romario y compañía era simplemente alucinante, y por saber conjugar el talento de esos fuera de serie, le estaré eternamente agradecido. Pero como aficionado al fútbol también recuerdo su etapa posterior a la final de Wembley: recuerdo la derrota ante al Milán, las malas formas con las que despidió a Zubizarreta, sus continuas injerencias en los aspectos contractuales de los jugadores, el hecho de haber provocado la salida del club de Michael Laudrup o de Hristo Stoitchkov, los "brillantes" fichajes de Busquets, Angoy, Lopetegui, Escaich, Sánchez Jara, Korneiev, Jordi Cruyff, Prosinecki, etc...
"Genio y figura hasta la sepultura", dirán algunos. Y lo cierto es que todos los genios tienen sus excentricidades. Lo más curioso del caso es la sensación que me queda de que, en el fondo, Cruyff y Mourinho, Morinho y Cruyff, son más parecidos de lo que piensan, y probalemente, desean.
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

06 octubre 2005

Firma Invitada: Laintxo (La Espada de Orión / Es la Hora de las Tortas)

Tras semanas de ausencia, regresa a Aquí Huele a Azufre.. la sección "Firma Invitada". Hoy tenemos la suerte de poder contar con la participación de Laintxo, bloggero de pro, y artífice de la genial bitácora La Espada de Orión, y copartícipe de Es La Hora de Las Tortas.
El tema de su estupendo artículo, un interesante repaso y reflexión sobre la década de los 90 en el comic-book americano.
Agradeciéndole de nuevo a Laintxo su colaboración, y comentando que el sábado colgaré un artículo sobre Leave it to Chance, de James Robinson y Paul Smith en Zona Negativa, os dejo con el artículo.
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)
LOS 90: LOS AÑOS OSCUROS Los que sean más o menos asiduos de La espada de Orión y sabrán que tanto el que escribe esto como los otros dos colaboradores ocasionales somos fanáticos de los comics de los años 80. Puede que así dicho suene un poco fuerte, pero tampoco es para menos. Estamos ante la década de Watchmen y Dark Knight revolucionando el género de superhéroes, los años en que los X-Men de Claremont y el Superman de Byrne llevaban a los más alto las historietas de tíos en mallas y otros muchísimos que darían para rellenar casi un blog entero (a post diario). Quizá, además de por sus méritos propios, los años noventa por contraste resulten tan nefastos en líneas generales. Los años 90 en el mundo del comic se podrían resumir en dos términos: Imagen y Especulación. McFarlane en estado puro¿Imagen por que? Sé que casi no hace falta que os responda, pero voy a hacerlo para meternos en situación. A principios de los 90 hubo toda una serie de autores que comenzaron a despuntar. En común tenían su juventud y que todos eran dibujantes. Además todos ellos venían con una nueva estética debajo del brazo y ganas de comerse el mundo. El público respondió con mucho más éxito del esperado y esos jóvenes dibujantes se convirtieron en estrellas. Este éxito combinado con esa pasión y esas ganas de hacerse un hueco entre los grandes motivaron que dichos dibujantes tomaran el mercado. Cuando se produjo esta explosión, la plantilla al completo de estos niños terribles trabajaban para Marvel, pese a que muchos se habían formado en DC. Así Todd McFarlane y Erik Larsen se hicieron con Spiderman, mientras que Jim Lee, Whilce Portaccio, Rob Liefeld y Marc Silvestri se adueñan de los mutantes. Con las dos franquicias más grandes de Marvel, el mercado era suyo. textoalternativo Sumado a esto se encuentra el hecho de las grandes editoriales surgieron estrategias como los continuos crossovers, las portadas alternativas o con efectos especiales. Aún estando todo preparado para vender, nadie esperaba los 2,5 millones de ejemplares vendidos de Spiderman de McFarlane, los 4 millones X-Force de Liefeld o los 8 millones de los X-Men de Jim Lee. Este grupo de hot artist (término que se acuñó en esta época) se habían hecho los amos del cotarro, querían más y Marvel no les dio lo que pedían (derechos de sus personajes, aunque lo que querían era más dinero). El paso siguiente fue la fundación de Image. Los seis antes comentados se unieron a Jim Valentino (con más experiencia en el campo de las independientes) y crearon una editorial que hacía honor a su nombre. Toda una línea de tebeos en los que lo único que encontrábamos era pura imagen: dibujantes hot, personajes plagiados, colores infográficos, portadas múltiples...

Jim Lee: la espectacularidad por encima de todo

La respuesta de las grandes editoriales fue responder con más de lo mismo y esto generó los peores años del comic en cuanto a calidad. Es cierto que en esta época se dieron joyas como Sandman, Clandestine o Starman, pero eran las menos y no eran tan cool como los festivales de dientes apretados, batallas desde la primera página, splash pages omnipresentes y rayitas a tutiplén. Incluso autores consagrados cambiaron de estilo para adoptar el estilo hot y los guionistas aprendieron a guionizar como si fueran un dibujante de Image. Pero todo este tema seguía vendiendo... al menos durante un tiempo. Por otro lado se comenzó a dar un fuerte fenómeno de especulación. Los frikis yankis compraban varias copias de cada número para revender más tarde a precios exorbitantes. El boom no paraba de crecer y parecía que este tipo de mercado no se acabaría nunca... hasta que se acabó. Los frikis éramos tontos, pero hasta cierto punto. Consciente o inconscientemente nos empezábamos a dar cuenta de cuál era el mérito de aquellos comics: La novedad. Una vez lo nuevo no nos llenaba como antes, nos íbamos percatando de lo que algunos decían hace mucho. Esos comics no tenían guión y estaban plagados de errores. Incluso algunos de los autores hot abanderados cambiaron poco a poco de planteamiento, ellos también lo habían visto pero era demasiado tarde. Llegó la bancarrota de Marvel. A DC le valió el estar respaldada por Warner, porque ni La Muerte de Superman (otro de los burdos trucos de la época) pudo salvarla de un salvaje descenso de ventas. Ni Image vendía como antes. La industria estaba en crisis porque el comic mainstream sufría la mayor crisis creativa de su historia.

textoalternativoY así sin venir a cuento, un tipo (guionista) que llevaba varios años en el negocio sin que nadie se diera cuenta se percató de que era hora de recuperar los superhéroes en toda su grandeza. Sabía que era los superhéroes clásicos eran algo con menos tirón que la vieja novedad de Image pero con una fecha de caducidad mucho más distante. Acompañado por un ilustrador entonces desconocido se embarcó en una obra que marcaría el inicio del fin del ciclo de mecha corta de las grandes armas y los dientes apretados. El guionista se llamaba Kurt Busiek, el dibujante Alex Ross y la obra Marvels. Aunque considero a Busiek un gran guionista no me parece que Marvels sea una obra equiparable a las grandes de los 80, pero si hay que reconocer que fue un gran comic en el momento concreto y que fue la responsable de que las cosas fuesen cambiando y de que volviéramos a leer tebeos a gusto. Ya hacia el año 2000 llegaría Joe Quesada con su Marvel Knights y, con él Kevin Smith el primer bombazo del mundo del cine, que daría lugar a la etapa en la que aún nos encontramos sumergidos. Pero eso es otra historia...

05 octubre 2005

12 previews: Spiderman, Marvel Monsters, 100 Bullets, etc...

Con un brutal catarro que condiciona de forma considerable mis ganas de escribir en el blog, hago un descomunal esfuerzo (no me hagáis caso, que hoy me levanté hiperbólico) para colgar el último recurso del bloggero perezoso: las previews.
En esta ocasión, como en las anteriores, tenemos un poco de todo: desde las series de Spiderman, centradas en la macrosaga The Other: Evolve or Die, hasta los curiosos Marvel Monsters, pasando por MK: 4 o 100 Balas. Sin más dilación, empecemos: - MK: 4 #23, de Aguirre-Sacasa y Sakakibara. - Cable & Deadpool #21, de Nicieza y Zircher. - Friendly Neighborhood Spider-Man #1, de David y Wieringo. - Amazing Spider-Man #525, de David y Deodato Jr. - Gravity #5 (de 5), de McKeever y Norton. - Marvel Monsters: Where Monsters Dwell, de VV.AA. - Mutopia X #4 (de 5), de Hine y Medina. - Wolverine #34, de Way, Slatares y Texeira. - 100 Bullets #65, de Azzarello y Risso. - Action Comics #832, de Abnnet, Lanning, y Byrne. - Fables #42, de Willingham y Buckingham. - Green Arrow #55, de Winnick y Garney.
Nada más por hoy!En breve, nueva entrega de la sección Firma Invitada. ¿Quién será el misterioso invitado? Se admiten apuestas! :)
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

04 octubre 2005

Planeta DeAgostini Cómics: planes de futuro

Hoy, de nuevo, recurrimos a la sección Consultas y FAQS de la web de Planeta DeAgostini Cómics para ponernos al día de sus planes de futuro. Por cierto, no estaría mal que Panini habilitara una sección similar en su (siendo benévolos) discreta página web, ¿no?
Os dejo con una selección personal de las respuestas que considero de mayor interés:
1/ Green Arrow se publicará en formato comic-book, y Gotham Central en tomos recopilatorios.
2/ JLA: Liberty and Justice, de Paul Dini y Alex Ross se publicará a finales de 2006.
3/ Están estudiando la posibilidad de reeditar la JLA Pre-Crisis y la etapa de Wonder Woman de George Pérez (en el caso de Wonder Woman, dependiendo de la película de Joss Whedon).
4/ También está en estudio la posible publicación de los especiales de Superman realizados por Alan Moore y John Byrne.
5/ Parece que tienen la intención de reeditar la miniserie original de Los Libros de La Magia, obra de Neil Gaiman.
6/ 100 balas y Predicador se reeditarán desde su nº 1, en un formato similar al de la serie mensual de Hellblazer, de próxima aparición en noviembre (48 páginas).
7/ No se plantean lanzamientos a corto plazo de clásicos de DC en formato distinto al de El Cuarto Mundo de Kirby, o Los Titanes de Wolfman y Pérez.
8/ Aún albergan dudas sobre el futuro formato de las series All Star de Batman (Miller y Lee) y el Superman (Morrison y Quitely): parecen dudar entre tomo o grapa (¡mi voto para tomos!).
9/ No planena reeditar el Batman de Bob Kane y Bill Finger.
10/ Continuarán editando Usagi Yojimbo y Groo, a razón de 2 tomos por año.
Y por último, pregunta de cosecha propia:
11/ "¿Además del tomo que vais a publicar en diciembre con el último arco argumental de Rising Stars, vais a publicar el resto de la serie en el mismo formato?" A lo que respondieron: "Por lo pronto, veremos qué tal funciona el tomo nuevo".
¡Y poco más que añadir!
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)

03 octubre 2005

Predilecciones (8): Stuart Immonen

Stuart Immonen, natural de Canadá, comenzó su carrera en el mundo del cómic en 1988 con la serie autoeditada Playground. Pero no fue hasta 1993 cuando recibió los primeros encargos por parte de las dos grandes editoriales americanas: Marvel y DC. Desde entonces, Immonen no ha parado de trabajar, embarcándose en todo tipo de proyectos en los que siempre ha hecho gala de un estilo tan característico como mutable, pues este inquieto canadiense no se cansa de jugar con colores, líneas, formas y trazos, logrando mantener en todo momento una clase, elegancia y originalidad dignas de admiración.
Portadas de Superman: End of century, y Shockrockets
De entre sus obras destacan títulos tan dispares como: The Incredible Hulk, Fantastic Four, Shockrockets, Avengers: Ultron Unlimited, Adventures of Superman, Superman: End of Century, Sojourn, Thor, Superstar, Superman: Identidad Secreta, Ultimate Fantastic Four, Ultimate X-Men, Sebastian X, etc...
Todo un talento que no limita su campo de acción al mundo del cómics. Su compañía, Immonen Illustrations, realiza todo tipo de trabajos en los campos de la ilustración, incluyendo proyectos de publicidad y edición, además de una constante participación en todo tipo de eventos benéficos.
Portadas de Ultimate Fantastic Four, y Ultimate X-Men
Los fans de este estupendo dibujante estamos de enhorabuena: además de la reciente publicación de una extensa y jugosa entrevista en la edición de septiembre de la revista Dolmen, en este recientemente inaugurado mes de octubre se publicarán en España las etapas de Ultimate X-Men y Ultimate Fantastic Four de las que se encargó. Además, en el mes de diciembre, y de la mano de Planeta DeAgostini Cómics, por fin verá la luz uno de sus trabajos que mejores críticas ha recibido: la novela gráfica Superman: End of Century. Y en un horizonte próximo, pero en los EE.UU., aparecerá el primer número de Next Wave, serie guionizada por Warren Ellis para Marvel Cómics.
Os dejo con un enlace a su página web, y para quienes deseen darle una oportunidad a su obra, recomiendo efusivamente la lectura de Superman: Identidad Secreta, estupendo cómic que ya reseñé en su momento (haced click aquí para leer la reseña, con fecha de 15/6/05).
Un saludo y hasta pronto! (eso espero)